publicidad-cerveza-niños-historia

Cuando la cerveza era una bebida para todos, incluso los niños

Mezclar niños y cerveza en una misma frase es inaudito, inmoral y, por supuesto, ilegal en estos días. Pero hubo una época en que la publicidad de esta bebida incluía a menores en la imagen de consumo.

La cerveza, que en principio era considerada inofensiva —al igual que otros agentes nocivos para la salud—, ahora es de consumo exclusivo para mayores de edad.

PUBLICIDAD: CERVEZA PARA NIÑOS

 

En los años 60 y 70, la publicidad de las compañías cerveceras presentaban en sus carteles niños consumiendo el producto. También las botellas de litro siendo el centro de la mesa familiar donde todos, incluyendo a los menores, se servían un vaso.

Aguila-Publicidad-cerveza-para-niños-historia

Tanto la imagen como el slogan sembraban la idea de que la cerveza era algo inofensivo y hasta tenía propiedades que ayudarían al organismo.

Por ejemplo, Cruzcampo, una marca española creada en 1904 (propiedad de Heineken), lanzó en 1961 un anuncio que mostraba a un niño sentado en un sillón sosteniendo una botella de litro. Otros tres lo rodeaban dispuestos con sus vasos esperando ser servidos. El mensaje de la imagen decía: “Mama lleva a casa siempre Cruzcampo”. Seguido de “la comida resulta más grata y digestiva que con cualquier otro tipo de bedida”.

Cruzcampo-Publicidad-cerveza-para-niños-historia

La misma marca lanzó otra publicidad en la que se observaba a una madre con una botella presentación familiar junto a sus dos hijos. Ese rezaba: “Lleve a su casa una bebida para todos”. Con un texto secundario que explicaba las propiedades del producto. “Como usted bien sabe, además de ser una bebida agradable, tiene cualidades únicas, como la de ayudar a fortalecer y ayidar a tener un aspecto lozano”.

Mucho antes de estos, a proncipios del siglo XX, la cervecera estadounidense Rainier publicitaba los beneficios de la cerveza en niños, ancianos; incluso, Blatz Beer hacía lo mismo con las embarazadas. Evidentemente, enmarcados en una época donde no se tenía conocimiento del daño que causa el alcohol en el organismo, su dependencia, problemas en el entorno familiar y social de las personas.

Blatz-beer-Publicidad-cerveza-para-niños-historia

Durante una entrevista a El País, Fede Segarra, director de Comunicación de Damm (cervecera española), dijo que en los años 50 estas empresas se popularizaron tanto que cada gran ciudad albergaba una. De hecho, grupos provenientes de las escuelas solían visitarlas para conocer sobre su funcionamiento.

Contó que el vínculo con la sociedad se estrechaba debido a su participación en eventos culturales y, como hasta ahora en el béisbol y otros deportes, patrocinio.

Cruzcampo-Publicidad-cerveza-para-niños-historia

REGULACIONES DE CONSUMO DE CERVEZA

Segarra explicó que no fue sino hasta mediados de los 90 que se impuso un código de autorregulación único en Europa que contempla no hacer publicidad con niños, ni en horario infantil, entre otras medidas que incluyen no relacionar alcohol y motor.

Actualmente, las compañías de cerveza deben advertir sobre los problemas del abuso de consumo de la bebida. Así como las consecuencias legales de venderles a menores de edad.

Damm-Publicidad-cerveza-para-niños-historia

Una de las campañas más comunes en casi todos los países  es tratar de reducir los accidentes de tránsito por culpa de la ingesta de alcohol. Al igual que con el cigarrillo, se muestra el desgaste del organismo y las afecciones más comunes cirrosis, enfermedades cardiovasculares y cáncer en laringe, boca, faringe, esófago o hígado.

Coinciden en que el consumo de alcohol en menores de edad se ha convertido en un asunto de salud pública. Una encuesta de Monitoring the Future, reveló que el 70 por ciento de los menores de doceavo grado han ingerido alcohol en Estados Unidos.

Rainier-beer-Publicidad-cerveza-para-niños-historia

@VISUALECTORES

REC Magazine

Revista informativa con temas de actualidad, cultura general y curiosidades con un amplio acompañamiento visual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *