Modelos: 10 cosas que no deben permitir durante una sesión fotográfica

Ser modelo profesional puede ser un trabajo maravilloso que permite viajar a muchas partes del mundo. A diario pueden acudir a distintas sesiones fotográficas solos (as) en las deben existir reglas claras par evitar el acoso por parte de fotógrafos (as) y malas experiencias.

El comportamiento inadecuado de fotógrafos y productores es un secreto a voces en la mayoría de los países. Aunque existen casos de hombres que han pasado por la amarga experiencia de ser acosados durante un shooting, son las mujeres las más vulnerables en este tipo de situaciones.

Asimismo, pueden haber exigencias fuera de lugar que pongan en riesgo la salud o integridad del talento en medio de una producción.

Por eso, les diremos 10 cosas que no deben permitir durante una sesión fotográfica para evitar malos ratos.

1. QUEDARSE A SOLAS

Asistir a una sesión de fotos acompañados por una persona no debería ser impedimemto para realizar el trabajo. En producciones con personal mínimo, el acompañante puede esperar fuera del set para no interrumpir. Esto daría más confianza al modelo a la hora de detener alguna situación incómoda.

2. INVADIR SU ESPACIO PERSONAL

Los fotógrafos deben tener la capacidad de dar indicaciones específicas sin necesidad de invadir el espacio personal o tocar a los modelos. Un profesional, por lo general, evita a toda costa este tipo de acciones si no son estrictamente necesarios.

3. PREGUNTAS FUERA DE LUGAR

Si es la primera vez que trabajan con el fotógrafo o no es alguien de confianza, no están obligados a responder preguntas personales que resulten inadecuadas: “¿Tienes pareja?, ¿Vives solo (a)?, ¿Te provoca un trago?”

4. PROPUESTAS DE DESNUDOS “ARTÍSTICOS”

La fotografía de desnudo, boudoir o erótica suelen ser las más difíciles de realizar y requieren un profesionalismo extra por exponer la intimidad del modelo. Caer en malas manos resultaría una pesadilla. Por lo que se recomienda preguntar de qué va la sesión, referencias y si es concensuado, revisar trabajos anteriores del fotógrafo y consultar con otros modelos sobre su experiencia.

5. COMENTARIOS INAPROPIADOS

Así como se dan indicaciones, también es común que el fotógrafo (a) estimule al modelo para obtener la cara o movimiento que necesita. “Muy bien”, “hermoso”, “me gusta”, “excelente”, “la tenemos”, son las frases que muchos usan de manera regular. Ahora bien, existen frases que no serían apropiadas para un set, menos si el modelo y el fotógrafo no se conocen y están dirigidas más hacia la persona que al trabajo en sí: “divina (o)”, “rica (o)”, “deliciosa (a)”, “me excita”, “me fascinas”.

6. INSTRUCCIONES O ACTITUDES AGRESIVAS

Dentro de las cosas que no deben permitir en una sesión fotográfica están las actitudes agresivas del fotógrafo, asistentes o productores. Este es el otro extremo de los excesivamente “cariñosos” y se caracterizan por dar intrucciones de manera agresiva y descortés. Asumen que el modelo es su empleado, quiere que trabaje rápido y sin equivocaciones.

7. IMPUNTUALIDAD Y DESORGANIZACIÓN

Llegar al set a la hora pautada y que nadie esté haciendo lo que debe hacer es irrespetar el tiempo del modelo y del cliente. La mayoría de los fotógrafos cobran por hora, la indisciplina o desorganización de la producción también pueden afectar la reputación del modelo.

8. RIESGOS FÍSICOS INNECESARIOS

La creatividad también tiene un límite en este tipo de situciones. Pretender capturar una imagen a costa de la integridad del modelo es irresponsable. Subir embarazadas sobre piedras resbaladizas en el mar, montarse sobre cornisa sin protección, sumergirse debajo del agua sin medidas de seguridad. Todo esto representa un riesfo físico que debe ser consultado tomando en cuenta la opinión del modelo para saber si está dispuesto a asumirlo o no.

9.COMENTARIOS NEGATIVOS DE OTROS MODELOS

Si el fotógrafo habla mal de sus otros modelos deja en evidencia su poco profesionalismo. Es necesario que el modelo se enfoque en lo que está haciendo y evitar caer en este tipo de embrollos. Apenas salga por la puerta, seguramente hablará mal de él también.

10. CITAS A CAMBIO DE TRABAJO

Otra de las cosas que no deben permitir en una sesión fotográfica son las propuestas de citas a cambio de supuestos trabajos. Estas situaciones se presentan en casi todos los ámbitos laborales, pero en el modelaje suelen ser recurrentes. Pese a que cada quien puede decidir qué hacer y qué es lo que le conviene, es necesario que se sepa que esas promesas, en la mayoría de los casos, no son más que un vil chantaje que no les llevará a la fama. Las grandes marcas se manejan y buscan sus talentos a través de agencias reconocidas, por lo que esos trabajos no dependen de la decisión de un fotógrafo (a).

@VISUALECTORES

REC Magazine

Revista informativa con temas de actualidad, cultura general y curiosidades con un amplio acompañamiento visual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *